La vida cósmica

Escritos del tiempo de la guerra (1916-1917)

La vida cósmica

Teilhard de Chardin, Pierre

Editorial Trotta
Colección Tiempo recobrado, Número 0
Lugar de edición Madrid, España
Fecha de edición junio 2017 · Edición nº 1

Idioma español

EAN 9788498797015
212 páginas
Libro encuadernado en tapa blanda con solapas
Dimensiones 145 mm x 230 mm


valoración
(0 comentarios)



P.V.P.  15,00 €

Disponibilidad inmediata (en stock)

Resumen del libro

El despertar del genio teilhardiano tuvo lugar en los campos de batalla de la Gran Guerra. El «bautismo en lo real, como él mismo lo llamó, llevó a Pierre Teilhard de Chardin a escribir estos textos que constituyen una clave imprescindible para comprender la posterior evolución de su pensamiento religioso, filosófico y científico. En medio de la carnicería del frente, donde sirve como camillero y capellán, el alma mística de Teilhard se abre a altas consideraciones sobre el sentido profundo de la vida, la muerte, la historia o el Cristo cósmico que se hace transparente en la materia ensangrentada.
Teilhard escribe sobre todo para sí mismo. Redacta un testimonio, casi un testamento. No comunica sus escritos más que a un pequeño número de personas. No espera poderlos publicar. Todo lo que había visto, sentido, pensado, durante aquel periodo extraordinario del que salió transformado, ¿podría un día revelarlo? Él mismo se planteaba ansiosamente esta pregunta la víspera de su desmovilización: «¿Se me entenderá alguna vez?. Se hallaba en el punto de partida de su gran aventura intelectual.
Esta nueva edición de los Escritos del tiempo de la guerra se ofrece en dos volúmenes. El primero, La Vida cósmica, incluye los siete primeros ensayos comprendidos entre 1916 y 1917. El segundo, La gran Mónada, presenta los trece ensayos restantes, pertenecientes a los años 1918 y 1919.

Biografía del autor

Paleontólogo y teólogo, la influencia de su padre despertó en él desde temprano el sentido para la observación de la naturaleza. En 1899 entró en el noviciado jesuita de Aix en Provence, donde comienza su formación filosófica, teológica y espiritual. Entre 1908 y 1912 estudió teología en la Universidad de Hastings, periodo en el que realiza la primera síntesis de sus conocimientos científicos, filosóficos y teológicos a la luz de la evolución. La lectura de La Evolución creadora de Henri Bergson supuso para él «el catalizador de un fuego que devoraba su corazón y su espíritu. En 1911 es ordenado sacerdote. En 1926 es obligado a abandonar la docencia en el Instituto Católico de París y a continuar sus investigaciones geológicas en China. Tras la segunda guerra mundial regresa a Francia, retoma sus contactos con el mundo intelectual y es elegido miembro de la Academia de Ciencias. En 1951 se instala definitivamente en Nueva York, donde fallecerá el día de pascua de 1955. Autor de una vasta obra, en vida le fue prácticamente imposible recabar la autorización religiosa necesaria para publicar los escritos en los que delineaba su visión filosófico-religiosa. La publicación póstuma de sus libros ha dado lugar a un encendido debate. En esta misma Editorial han sido publicados Himno del Universo (3ª 2004), y Lo que yo creo (2005), verdadero compendio de su legado espiritual.




Para mejorar la navegación y los servicios que prestamos utilizamos cookies propias y de terceros. Entendemos que si continúa navegando acepta su uso.
Infórmese aquí  aceptar cookies.