Defensa de la felicidad

Alegato en favor de Epicuro

Defensa de la felicidad

Quevedo Villegas, Francisco de

Editorial Reino de Cordelia
Colección Literatura Reino de Cordelia, Número 0
Lugar de edición Madrid, España
Fecha de edición enero 2021 · Edición nº 1

Idioma español

EAN 9788418141324
80 páginas
Libro encuadernado en tapa blanda
Dimensiones 130 mm x 200 mm


valoración
(0 comentarios)



P.V.P.  14,95 €

Disponibilidad inmediata (en stock)

Resumen del libro

Quevedo había cumplido ya 55 años cuando en 1635 decidió publicar su ensayo Defensa de Epicuro contra la común opinión, una declaración de intenciones en Defensa de la felicidad.
Aunque nunca fue un pensador sistemático, en toda su obra late un impulso filosófico apoyado en el triunfo de la razón que propugnaban los estoicos.
Con su alegato en favor de Epicuro da todavía un paso más y entiende que el principal propósito de la vida es lo placentero.
Consciente de que este apoyo pudiera granjearle la hoguera con que la Iglesia calentaba a los herejes, el gran poeta satírico del Siglo de Oro cristianiza las tesis del filósofo griego.
Atempera los aspectos menos asumibles para la doctrina cristiana, como la mortalidad del alma, y subraya la mesura y frugalidad, en la línea de los humanistas italianos, una visión absolutamente novedosa para su tiempo, que, al igual que su prosa, resulta sobresaliente.

Biografía del autor

(Madrid, 1580 - Villanueva de los Infantes, Ciudad Real, 1645) es uno de los autores más destacados del Siglo de Oro español, muy popular por su obra poética, aunque también escribió narrativa, teatro, y diversos opúsculos filosóficos, políticos, morales, ascéticos, humanísticos e históricos. De humor tan brillante como ácido y cruel, se enfrentó a la mitad de los escritores de su época. Es autor, enre otras obras, de la novela picaresca Historia de la vida del Buscón llamado don Pablos; ejemplo de vagamundos y espejo de tacaños (1626).




Para mejorar la navegación y los servicios que prestamos utilizamos cookies propias y de terceros. Entendemos que si continúa navegando acepta su uso.
Infórmese aquí  aceptar cookies.